Provincia

A.U.P.A. (Autónomos Unidos Para Actuar) denuncia: No tenemos representación pero si más control

A.U.P.A. (Autónomos Unidos Para Actuar) denuncia: No tenemos representación pero si más control

A.U.P.A. (Autónomos Unidos Para Actuar) denuncia que miles de autónomos de este país no nos sentimos representados por las asociaciones y sindicatos que nos dicen representar en las mesas de negociación política con los dirigentes de este país, pero nos vemos obligados a los acuerdos que alcanzan sin poder expresar nuestro rechazo.

Los autónomos estamos viendo durante estos últimos años como las medidas que adoptan nuestros gobernantes sólo incrementan nuestras obligaciones y elevan nuestra presión fiscal, lo que significa que, lejos de ayudarnos, cada vez nos aumentan las trabas y dificultades para poder mantener nuestros negocios o emprender otros nuevos. Por si lo anterior no fuera suficiente, comprobamos como nuestros derechos como trabajadores no han mejorado como nos venden, si no que empeoran paulatinamente y vemos con preocupación cómo cada vez se acentúa más la distancia con respecto a los trabajadores por cuenta ajena, y no digamos los trabajadores públicos. Las nuevas protecciones que nos intentan vender como mejoras, a la hora de la verdad, se antojan  inalcanzables para la gran mayoría de autónomos debido a las condiciones y requisitos que exigen y que resultan prácticamente  imposibles de cumplir.

Un nuevo ejemplo de lo anteriormente expuesto lo encontramos con la denominada “factura electrónica”, otro invento de nuestros políticos con la falsa excusa de que su objetivo es reducir la morosidad en el pago de las facturas y favorecer el crecimiento empresarial. Pero lo que esconde realmente son nuevas y onerosas obligaciones para los autónomos y micro pymes de este país, un control absoluto de la facturación de cara a incrementar la recaudación fiscal y un nuevo recorte en la libertad individual y empresarial.

Buena prueba de ello es que, con unas elecciones generales inminentes, la ministra Calviño esté tratando de tramitar, con carácter de urgencia, el real decreto-ley que desarrollará la factura electrónica o el hecho de que en una comunidad autónoma de pequeño tamaño, como es la vasca, se esté llevando a cabo una experiencia piloto para obligar a los autónomos y a las empresas a prescindir de sus sistemas de facturación y tener que trabajar con el sistema implementado por la Administración tributaria, me refiero al denominado  “Ticktet-Bai”, un nuevo recorte de la libertad individual y empresarial que se perpetrará a nivel nacional ante el silencio cómplice de las asociaciones empresariales y de autónomos subvencionadas que transigen mansamente con todo, traicionando a aquellos a los que dicen representar.

No deja de ser curioso y llamativo como el colectivo más  sospechoso de este país, por los innumerables casos de corrupción a sus espaldas, trata a otros colectivos profesionales como presuntos defraudadores y delincuentes cuando debería ser justo al revés, los autónomos y las pymes, con nuestro esfuerzo y trabajo diario,  somos el sustrato y la base de la economía y el empleo en España.

Llegados a este punto los lectores, especialmente si son autónomos o pequeños empresarios se preguntarán por qué una asociación no subvencionada, libre, apartidista e independiente como A.U.P.A. u otras similares, no están nunca representadas en las mesas de negociación. ¿Por qué  cientos de asociaciones que trabajamos codo con codo con el autónomo en la calle y sabemos sus problemas reales estamos siempre excluidos de los foros donde se dirime el futuro de los autónomos y los emprendedores de este país? Pues bien, la respuesta es muy sencilla:

El sistema está montado para que sólo las asociaciones que tienen subvenciones o cuentan con el respaldo de sindicatos, también subvencionados, pueden cumplir los requisitos exigidos tales como disponer de sedes sociales en, al menos,  tres Comunidades Autónomas o contar con un mínimo de recursos humanos en plantilla, etc. lo que implica, a su vez, disponer de notables recursos económicos de los que las asociaciones independientes que se nutren fundamentalmente de las aportaciones voluntarias de sus asociados, lógicamente, no disponemos.

Aún así y a pesar de todas las dificultades y todas las zancadillas legales podemos afirmar con orgullo que la asociación A.U.P.A. (Autónomos Unidos Para Actuar) lleva ya seis años defendiendo y luchando por los derechos de los más de tres millones de autónomos, de todos los gremios y sectores, manteniéndose exclusivamente con las pequeñas aportaciones de sus afiliados y sin ningún respaldo de ningún partido político lo que garantiza su libertad e independencia.

Los coordinadores provinciales y los afiliados de AUPA realizamos un gran esfuerzo para que todo lo denunciado anteriormente pueda cambiar,  intentando reunirnos con otras asociaciones profesionales y también con los partidos políticos sin excepción, con todos aquellos que quieran escucharnos, para presentarles  nuestras justas reivindicaciones y así continuaremos sin desfallecer. Cada vez somos más y más convencidos de que merece la pena luchar por la defensa de los autónomos.

¿Acabas de presenciar un accidente o similar? Envíanos tus fotos, vídeos y noticias por WhatsApp

623 11 88 11 (Pincha desde el móvil)

¡Agréganos a tus contactos!

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies