24 julio, 2024

El Hospital San Juan de Dios acoge la primera cámara hiperbárica de León

El Hospital San Juan de Dios acoge la primera cámara hiperbárica de León

El centro médico-quirúrgico leonés pone en marcha este servicio de oxigenoterapia con tecnología Revitalair® de la mano del Grupo Fisioclínicas

• Este equipo permite aumentar la cantidad de oxígeno trasportado por el plasma sanguíneo a todos los tejidos del cuerpo, y se utiliza para múltiples afecciones: desde intoxicaciones por monóxido de carbono a úlceras, quemaduras y fracturas.

El Hospital San Juan de Dios de León ha incorporado una cámara hiperbárica con tecnología Revitalair®. De la mano del Grupo Fisioclínicas, el centro médico-quirúrgico leonés ha puesto en marcha un servicio que permite aumentar la cantidad de oxígeno trasportado por el plasma sanguíneo a todos los tejidos del cuerpo, y se utiliza para múltiples afecciones: desde intoxicaciones por monóxido de carbono a úlceras, quemaduras y fracturas.

“El paciente ingresa en la cámara hiperbárica y mediante una mascarilla respira altas concentraciones de oxígeno a una presión superior a la atmósfera normal”, ha precisado Javier Pérez Elorrieta, director del Grupo Fisioclínicas, sobre un tratamiento no invasivo que está indicado para acelerar la recuperación tras sufrir una lesión, un traumatismo o un accidente cerebrovascular, o bien someterse a una cirugía.

En este sentido, promueve la cicatrización de heridas, disminuye las infecciones y proporciona un efecto analgésico y antinflamatorio que, en el caso de los procesos oncológicos, ayuda a contrarrestar los daños derivados de las sesiones de radioterapia que seis de cada diez pacientes con cáncer precisan para el control de su tumor o como opción paliativa. “El número de sesiones –entre 20 y 50- va un poco en función de la edad, el tiempo que lleva instaurada la patología y la progresión observada en el paciente”, ha manifestado.

Eficaz ante migrañas y cefaleas en racimo

La oxigenoterapia hiperbárica también ha demostrado su eficacia en procesos relacionados con el sistema nervioso tanto central como periférico como las migrañas y cefaleas en racimo devolviendo la calidad de vida a quienes las padecen. “También consigue la mejoría de aquellos pacientes con distrofia simpático refleja”, ha apuntado Pérez Elorrieta sobre una patología compleja que cursa con intenso dolor difuso afectando a una o más extremidades.

“En pacientes en rehabilitación la cámara hiperbárica promueve la regeneración de tejidos, previene nuevos episodios adversos, mejora el déficit motor y sensitivo y acelera la recuperación tras lesiones físicas o neurológicas”, ha añadido asimismo sobre una terapia utilizada también en Medicina Estética y Regenerativa al proteger contra la radiación ultravioleta, atenuar las arrugas, mejorar la apariencia de la piel, frenar el desgaste celular asociado al envejecimiento y aumentar la síntesis de colágeno.

Pie diabético y deporte de alto rendimiento

También se revela una de las mejores terapias para pacientes con pie diabético, un daño en los nervios de las extremidades inferiores producido por la falta de riego sanguíneo -debido precisamente a los altos niveles de glucosa- en los vasos de menor calibre.

Asimismo, es clave la cámara hiperbárica es un importante aliado de los deportistas de alto rendimiento que necesitan recuperarse de sus lesiones e incluso mejorar su rendimiento en las competiciones.

“La adquisición de este equipo se enmarca en un acuerdo de colaboración entre Fisioclínicas y el Hospital San Juan de Dios de León. Ambas partes estamos interesadas en aportar innovación y tecnología para complementarnos a través de esta alianza y mejorar la atención a nuestros pacientes”, ha concluido el gerente del centro médico-quirúrgico leonés, Juan Francisco Seco Martín.

Deja una respuesta