León

El Hospital San Juan de Dios incorpora la diamagnetoterapia a su cartera de servicios

El Hospital San Juan de Dios incorpora la diamagnetoterapia a su cartera de servicios

El centro médico-quirúrgico leonés ha invertido 60.000 euros en una bomba diamagnética para el servicio de Rehabilitación • Este innovador dispositivo permite “acelerar el metabolismo celular de los diferentes tejidos del cuerpo con una eficacia terapéutica muy superior a cualquier tecnología empleada hasta ahora”.

El Hospital San Juan de Dios de León ha invertido cerca de 65.000 euros en una bomba diamagnética para el servicio de Rehabilitación, del que forman parte los doctores José Antonio Alcoba Pérez y Jesús Galán de la Calle. Una terapia no invasiva que basa sus principios de funcionamiento en el uso de campos magnéticos de alta intensidad hiperpulsados y a baja frecuencia.

“Este innovador dispositivo, que genera un campo magnético de 2.2 Tesla de intensidad, influye acelerando el metabolismo celular de los diferentes tejidos del cuerpo con una eficacia terapéutica muy superior a cualquier tecnología empleada hasta ahora”, ha explicado Soraya Campos, supervisora del servicio, sobre su mecanismo de acción.

En este sentido, la diamagnetoterapia, también llamada MDA (Aceleración Diamagnética Molecular), es una terapia adaptable a la complejidad de la patología y permite intervenir sobre la piel dañada sin necesidad de contacto directo con la piel. “Nos ayuda a drenar edemas, abordar cicatrices y tratar úlceras o heridas abiertas incluso a través de un vendaje o escayola”, ha asegurado sin olvidar roturas de fibras, tendinopatías, contracturas, desgarros, contusiones, esguinces, fracturas y lesiones musculares.

“Con la bomba diamagnética acortamos los tiempos en los tratamientos de los pacientes, acelerando su recuperación, y obtenemos mejores resultados”, ha precisado la responsable de un servicio de Rehabilitación que en 2022 rozó las 30.000 sesiones (29.934) frente a las 28.344 y 23.444 de 2021 y 2020, respectivamente. “Si tenemos en cuenta que el 60-80% de las estructuras corporales son líquidas y el líquido es un material diamagnético, podemos entender su gran capacidad de actuación en los tejidos”, ha apostillado.

Un trabajo en tres ámbitos

Este equipo trabaja fundamentalmente en tres ámbitos. Por una parte, el desplazamiento de líquidos. Con ellos se consigue reducir considerablemente cualquier inflamación. Por otro lado, la estimulación endógena. Es decir, la regeneración de tejido (piel, hueso, tendón, nervio…). Y, por último, el tratamiento del dolor.

Gracias a estas tres funciones es muy eficaz y se puede aplicar en muchas patologías como el linfedema, la hernia discal, la lumbalgia… sin olvidar todo tipo de lesiones musculares y articulares, así como los procesos de rehabilitación postquirúrgica.

La diamagnetoterapia se suma en el servicio de Rehabilitación de San Juan de Dios a otras prestaciones como la fisioterapia deportiva, la punción seca, las ondas de choque, la electroterapia y la radiofrecuencia Indiba, reconocida en la actualidad como uno de los tratamientos más rápidos y efectivos en patologías agudas, crónicas o musculares.

¿Acabas de presenciar un accidente o similar? Envíanos tus fotos, vídeos y noticias por WhatsApp

623 11 88 11 (Pincha desde el móvil)

¡Agréganos a tus contactos!

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies