La Guardia Civil desmantela una organización dedicada al robo de cable de cobre

Agentes de la Guardia Civil, en el marco de la operación “BUDAPAL”, desarrollada en la provincia de Palencia, ha desmantelado una organización dedicada al robo de cable de cobre deteniendo a sus 11 integrantes (8 de nacionalidad rumana, 1 búlgara y 2 españolas), e imputando a otros  9 (todos de nacionalidad Rumana), como presuntos autores de diversos delitos contra el patrimonio, principalmente por el robo de cable de cobre. Se han esclarecido la sustracción de más de 20.000 metros de cable.

En la operación se han esclarecido más de 24 robos (1 asociación ilícita, 1 receptación, 1 desobediencia grave y 21 robos con fuerza),  cometidos en polígonos industriales, líneas de ferrocarril, alumbrado público, fábricas y depuradoras, entre otros, de las localidades de Palencia, Valladolid, Segovia, Madrid, Toledo y Albacete.

La operación se inicio en octubre del pasado año con motivo de un robo con fuerza cometido en una empresa situada en el término municipal de Magaz de Pisuerga (Palencia).

La Guardia Civil estableció un dispositivo de vigilancia sobre un grupo de personas que podían estar dedicándose a la comisión de este tipo de robos dando como resultado la primera fase de explotación de la operación en la que fueron detenidas 5 personas e imputandas otras 5 en la localidad de Valladolid.

Fruto de estas detenciones, los agentes localizaron en Madrid a un subgrupo de la organización que se había desvinculado del primero con motivo de la operación, autores de varios delitos de robo con fuerza en las cosas cometidos en una empresa de la localidad de Casarrubios del Monte (Toledo). Por tal motivo, se procedió a la detención de 4 personas y a la imputación de otros 4.

Posteriormente, la Guardia Civil localizó en Valladolid a 2 personas, responsable y propietario de una empresa de reciclajes de hierros y metales, ubicada en el término municipal de Santovenia de Pisuerga (Valladolid), por lo que se procedió a su detención como autores de un delito de receptación.

Los detenidos formaban un grupo organizado con funciones diferenciadas entre sus componentes (localización de objetivos, vigilancia durante la comisión de los ilícitos, comisión de los hechos, conducción de los vehículos empleados, ocultación y tratamiento del material sustraído, receptación, etc.).

Los objetivos de los delincuentes eran desde el cableado empleado en las obras del AVE, pasando por la instalación eléctrica de empresas ubicadas en polígonos industriales y transformadores eléctricos, alumbrado público e incluso el robo en el interior de viviendas.

¿Acabas de presenciar un accidente o similar? Envíanos tus fotos, vídeos y noticias por WhatsApp

662 031 640 (Pincha desde el móvil)

¡Agréganos a tus contactos!

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies