Provincia

La Junta invierte más de 1,6 millones de euros en los trabajos de conservación de cuatro viaductos de la autovía A-231 que une León y Burgos

La Junta invierte más de 1,6 millones de euros en los trabajos de conservación de cuatro viaductos de la autovía A-231 que une León y Burgos

La consejera de Movilidad y Transformación Digital ha visitado hoy la actuación que, integrada en el plan de mantenimiento de la Red Autonómica de Carreteras, se está llevando a cabo en los dos puentes que sirven para salvar el curso del río Pisuerga a la altura de la localidad burgalesa de Melgar de Fernamental y cuya finalización se prevé para el mes de octubre. El proyecto también ha contemplado una intervención similar, ya concluida, en otros dos puentes ubicados en el entorno de la localidad palentina de Carrión de los Condes.

La Junta de Castilla y León ha invertido más de 1,6 millones de euros en los trabajos de conservación preventiva, rehabilitación y repintado de cuatro viaductos integrados dentro del trazado de la autovía A-231, conocida como Autovía del Camino de Santiago, que une las ciudades de Burgos y León, a través de la provincia de Palencia.

La consejera de Movilidad y Transformación Digital, María González Corral, ha visitado esta mañana la actuación que, integrada dentro del plan de mantenimiento de la Red Autonómica de Carreteras, en el ámbito destinado a la preservación de puentes, se está llevando a cabo en estos momentos en las dos infraestructuras que sirven para salvar el curso del río Pisuerga, a la altura de la localidad burgalesa de Melgar de Fernamental. La consejera ha explica que esta actuación “es similar a la que, dentro de este mismo proyecto, ya ha concluido en otros dos puentes ubicados en el entorno del municipio palentino de Carrión de los Condes”.

Las obras en estas cuatro estructuras metálicas, que fueron construidas entre los años 2002 y 2003 con diferente tipología (celosía y arco) y cuentan con una longitud aproximada de 160 metros, se establecen en varias fases. La primera de ellas consiste en la adecuación de accesos, montaje de andamios y elementos de protección, tanto en el propio puente como en los entornos.

En segundo lugar, está contemplada una protección anticorrosiva, consistente en el lavado con agua a presión y chorreo de arena de sílice para eliminar el revestimiento preexistente. A continuación, una capa de imprimación a base de resina ‘epoxi’ enriquecida con zinc, otra de impermeabilización y una última de poliuretano de altas prestaciones para proteger el metal de los rayos ultravioletas y las inclemencias meteorológicas, “consiguiendo, con ello, una alta durabilidad, prefijada entre los 15 y los 25 años, y una resistencia a la corrosión extrema, similar a la de los barcos”, ha manifestado González Corral.

En tercer lugar, el proyecto recoge la sustitución de las juntas de dilatación de los tableros; posteriormente, la recolocación y sustitución de los apoyos de neopreno y, finalmente, la impermeabilización de las juntas entre zócalo y viga metálica o entre zócalo y losa de hormigón, “en lo que supone una intervención integral que busca, por un lado, alargar la vida útil de estas infraestructuras, y, por otro, garantizar las máximas condiciones de seguridad para los usuarios de esta autovía”, ha declarado la consejera.

“El objetivo primordial de todas las iniciativas que llevamos a cabo desde la Consejería en materia de carreteras es mejorar la seguridad vial de la Red Autonómica, ya sea con la instalación de señalética inteligente, como pueden ser las de aviso del riesgo de cruce de fauna silvestre; con la mejora de los sistemas de información a través de la aplicación de las nuevas tecnologías, como los sensores que nos indican la posibilidad de heladas o el nivel de llenado de los silos de fundentes en la campaña de vialidad invernal; o, como en este caso, con la conservación y/o mejora de las infraestructuras viarias de titularidad autonómica, que hay que recordar que suponen más de 11.500 kilómetros en toda Castilla y León”, ha concluido María González Corral.

Contrato de conservación

La intervención en los cuatro viaductos no es la última novedad al respecto de las inversiones en la A-231, ya que, tal y como ha explicado la consejera, el pasado 13 de julio se suscribieron los dos contratos de conservación de la autovía, uno para cada uno de los dos tramos en los que se encuentra dividida administrativamente (Onzonilla-Carrión de los Condes y Carrión de los Condes-Burgos), y que, en su conjunto, supondrán más de 18,5 millones de euros para los próximos cuatro años.

¿Acabas de presenciar un accidente o similar? Envíanos tus fotos, vídeos y noticias por WhatsApp

623 11 88 11 (Pincha desde el móvil)

¡Agréganos a tus contactos!

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies