14 junio, 2024
León

La Sala Provincia dedica una amplia muestra a Daniel Verbis, uno de los artistas leoneses contemporáneos más destacados

La Sala Provincia dedica una amplia muestra a Daniel Verbis, uno de los artistas leoneses contemporáneos más destacados

‘La piel y lo que hay debajo de la piel’ ofrece al público esculturas, pinturas, obra gráfica y conjuntos de fotografías

El Instituto Leonés de Cultura acoge hasta el próximo 17 de septiembre la exposición ‘La piel y lo que hay debajo de la piel’ con el ánimo de ofrecer a todos los públicos una importante selección de las obras surgidas en los últimos años del taller de Daniel Verbis, uno de los artistas contemporáneos leoneses con mayor recorrido creativo e investigador. Gracias a la muestra el universo colorista, multiforme y altamente sugestivo de Verbis se ha hecho dueño de la veterana Sala Provincia del Edificio Fierro.

La muestra, inaugurada este viernes con presencia del artista y de Luis García Martínez, director del departamento de Arte y Exposiciones del ILC, ofrece al público esculturas, pinturas (alguna de ellas en grandes formatos), conjuntos de fotografías tratadas y también obra gráfica.

“Se trata de una treintena de obras que toman como punto de partida el año 1990 con Laberintos nº 4, que tensiona su formalización, en esta composición en concreto, hasta 2021, planteándonos una articulación de unidades independientes surgidas de una gestualidad pictórica intensa, en la que el elemento textual se hace presente en algunas ocasiones incorporando el espacio-muro como parte de la obra”, explicó el director de Arte del ILC. El recorrido prosigue con otra pieza grupal de 2006, titulada Origen del mundo, que incluye un desarrollo hasta el año 2013 y en la cual, a partir de la imagen fotográfica digitalizada y posteriormente tratada y pintada, se reflexiona sobre la reinterpretación de obras anteriores y emblemáticas en la historia del arte, realizadas por autores como Gustave Courbet o Marcel Duchamp. En Mímica líquida, lírica psíquica y poco más, de 2013, el artista se enfrenta a sus propios límites generando acciones de tensión hacia otros lugares y territorios de investigación; mientras que en Escudo nº 1, de 2013, el artista introduce en el misterioso espacio de lo escondido. La referencia con sentido poético surge en relación a Baudelaire en la composición de 2020 Las flores del mal, interrelación del espacio arquitectónico y el mundo animal por medio del collage digital. Por otro lado, el ámbito místico y religioso emerge con fuertes referencias al mundo clásico en La anunciación de 2020, Transverberación de 2021-2022 o El descendimiento de 2022, estas últimas de una gran complejidad técnica. Tirando de Matisse de 2022, conduce al espectador hasta un clásico de las primeras vanguardias al incorporar la imagen de un recortable y El que guarda su boca guarda su alma, de 2022, reflexiona sobre lo lingüístico y la polisemia, en un juego sutil de la historia que guardan y contienen los libros, “una historia plástica, pictórica y creativa de acciones”, como indicó Luis García. Y La piel de las cosas, de 2020, “reitera la reflexión sobre lo orgánico, la tensión entre el interior y el exterior, sobre cómo lo que se oculta está presente de forma latente”.

La exposición continúa con una aproximación al ámbito de los tratamientos volumétricos que toman sentido desde la individualidad, pero también desde la articulación espacial con otros elementos de tipo ortogonal, matemático y geométrico: Nueva masculinidad, de 2022, surge de la combinación de elementos propios de ambos géneros, reelaborando propuestas de Man Ray o Marcel Duchamp; y De cráneo, de 2022, hace referencia al tema clásico de la ‘vanitas’. Las piezas Embalsamado, de 2022, o Estrangulado por ti, de 2022. muestran la potencialidad expresiva de la acción, concretada plásticamente. Por su parte, La balsa de la Medusa evoca el mundo trágico, romántico y actual de Delacroix.

Una muestra de una gran significación en la que podemos encontrar una visión amplia de las propuestas creativas de Verbis partiendo de la articulación y del diálogo de las obras, entre sí y con el espacio arquitectónico. Esta nueva propuesta reflexiona en relación a la tensión constante a la que el artista se somete en la búsqueda y proyección de su propia identidad, partiendo de la utilización de los sustratos de la cultura clásica mediterránea y de las vanguardias del siglo pasado. Una obra esencialmente neoconceptual que se expande y desarrolla por los medios técnicos más diversos y complejos a partir de un perfecto control y dominio de los mismos.

La piel y lo que hay debajo de la piel puede verse hasta el 17 de septiembre en la Sala Provincia del Edificio Fierro, sede del Instituto Leonés de Cultura (calle Puerta de la Reina, 1, León), con entrada gratuita, de acuerdo con el siguiente horario: de martes a viernes de 17.00 a 20.00 horas, sábados de 11.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00, domingos y festivos de 11.00 a 14.00 (cierra los lunes).

¿Acabas de presenciar un accidente o similar? Envíanos tus fotos, vídeos y noticias por WhatsApp

623 11 88 11 (Pincha desde el móvil)

¡Agréganos a tus contactos!

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies