Los farmacéuticos leoneses apelan a la administración y a la responsabilidad ciudadana para hacer frente al coronavirus

Acudir a la farmacia solo en caso de urgencia o de síntomas menores, respetar las barreras de seguridad y no hacer acopio de medicamentos son medidas fundamentales para evitar el contagio de los profesionales sanitarios y garantizar así la asistencia al paciente ante la crisis.

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de León hace un llamamiento a la responsabilidad ciudadana y a las autoridades sanitarias para continuar con su asistencia al paciente desde la oficina de farmacia, uno de los primeros agentes de salud en contacto directo con la población que desde hace semanas se ha visto desprovisto de las medidas de prevención necesarias para llevar a cabo su labor asistencial de forma segura.

El Presidente del Colegio de Farmacéuticos, Javier Herradón Muñoz, señala la necesidad de envío urgente de material de seguridad, como mascarillas o guantes, para garantizar la protección de los farmacéuticos, evitar su contagio y, por ende, el de sus compañeros y pacientes que acuden a la oficina de farmacia. “A pesar del encierro al que se somete el país el farmacéutico se mantiene en primera línea de servicio a la salud del paciente y todos sabemos que la calma solo llega si se previene la alarma, y es ahora cuando debemos hacerlo. Por ello solicitamos a la administración el
envío urgente de material de protección y pedimos a nuestros pacientes que entiendan y respeten las medidas que se encuentren en las farmacias, como cintas de señalización o pantallas de
metacrilato, que proporcionan la barrera necesaria para impedir la transmisión del virus y son necesarias para su seguridad”.

Medidas que los farmacéuticos leoneses han instaurado de forma proactiva pero que, dada la situación actual, pueden resultar ineficientes si no se respetan el resto de protocolos. Javier Herradón resalta la importancia de respetar la dispensación a través de distintas medidas; de espacio de seguridad, de los turnos de atención y de evitar las aglomeraciones en el interior, lo que pasa por no acudir a la farmacia si no es de urgente necesidad o para la recogida de medicamentos crónicos o destinados a síntomas leves. “No hay necesidad de acopio de fármacos, porque el abastecimiento está garantizado, el paciente podrá continuar con sus tratamientos de forma normalizada”, asevera el Presidente.

Quien, además, recuerda que la medicación de dispensación hospitalaria se entregará en el domicilio del paciente y que para la seguridad de los mayores y crónicos se facilita la recogida de su medicación para más de un mes, solicitando a sus familiares que sean ellos los que acudan a la oficina de farmacia para evitar riesgos. “La prevención es responsabilidad de todos y la prestación
farmacéutica estará garantizada siempre que se respeten las medidas de seguridad, como el lavado frecuente de manos con agua y jabón, cubrirse boca y nariz con el brazo o con pañuelos
desechables, no tocarse la cara con las manos sucias y mantener una distancia de seguridad de un metro con otras personas” indica Javier Herradón.

¿Acabas de presenciar un accidente o similar? Envíanos tus fotos, vídeos y noticias por WhatsApp

662 031 640 (Pincha desde el móvil)

¡Agréganos a tus contactos!

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies