21 julio, 2024

Sanidad y SATSE firman un acuerdo para mejorar las condiciones de trabajo de las enfermeras de Sacyl

Sanidad y SATSE firman un acuerdo para mejorar las condiciones de trabajo de las enfermeras de Sacyl

El consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez Ramos, y la secretaria autonómica del Sindicato de Enfermería SATSE, Mercedes Gago López, han firmado hoy un acuerdo en el que se establecen las líneas básicas para la mejora de las cargas y condiciones de trabajo, para los próximos años, de la enfermería de la Gerencia Regional de Salud, lo que beneficiará a los más de 11.500 profesionales de este colectivo, el más grande de Sacyl.

El acuerdo señala que es indispensable continuar, tras la pandemia, con las actuaciones que garanticen una adecuada atención sanitaria y el acceso a las prestaciones de forma efectiva y equitativa. Por ello, se establece que es preciso seguir insistiendo en la normalización de la asistencia a través de la mejora de los cuidados y de la atención enfermera, presencial y directa, que redunde en la normalización de la atención a la población y, especialmente, al paciente crónico, dependiente y pluripatológico.

Con el desarrollo de esta profesión y de sus especialidades, el Servicio de Salud de Castilla y León dispone de enfermeras y de enfermeras especialistas, que aumentan la calidad de los cuidados y avanzan en la asunción de mayores responsabilidades y competencias. Por ello, el acuerdo suscrito persigue avanzar en la incorporación al sistema sanitario de todas ellas en los diferentes niveles asistenciales.

Entre las medidas de carácter general se contempla el desarrollo de las competencias y responsabilidades de la enfermería en materia de indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios (concretamente en materia de heridas, quemaduras y ostomías), con actuaciones formativas para la acreditación en esta materia y el impulso del seguimiento y mejora de la adherencia terapéutica.

El pacto recoge también el desarrollo e implantación del modelo de consultas de práctica avanzada de enfermería, tanto en Atención Primaria como en Atención Hospitalaria.

También se prevé un incremento de la cuantía del complemento de atención continuada por la realización de guardias (aumento en 1,10 euros/hora), así como el abono de la prestación de servicios los sábados en horario de mañana o de tarde en el ámbito hospitalario. Estas medidas retributivas se harán de manera progresiva a lo largo de dos ejercicios presupuestarios, manteniendo el valor hora guardia dentro del promedio de las siete mejores comunidades autónomas.

El acuerdo recoge también, entre las medidas de organización asistencial en Atención Primaria, la implantación progresiva del ratio 1:1 médico/enfermera, priorizando las plazas del medio rural. Se establecerá el pilotaje del modelo de enfermera especialista gestora de consulta no demorable, o el de gestora de casos de especial complejidad.

Otras medidas acordadas son la incorporación progresiva de la enfermera Familiar y Comunitaria en los equipos de Atención Primaria; la realización de un estudio para el dimensionamiento de las plantillas de fisioterapeutas, y la negociación de medidas que mejoren las condiciones laborales de la enfermería de área.

En cuanto a la enfermera especialista pediátrica, se acuerda proceder a una incorporación progresiva a las consultas de Pediatría de Atención Primaria, y se desarrollarán modelos para la gestión compartida de la demanda, con asunción de mayores competencias, entre ellas el programa de seguimiento del niño sano.

Por lo que se refiere a la enfermera Obstétrico-ginecológica (matrona), el acuerdo prevé la revisión y asunción de nuevas competencias de acuerdo con la cartera de servicios.

En Atención Hospitalaria, se abordarán medidas que mejoren las condiciones de las supervisoras de enfermería, así como la implantación y condiciones laborales de las enfermeras especialistas, con su incorporación progresiva a las plantillas orgánicas de todos los hospitales.

En el caso de la enfermería Geriátrica, se prevé su implantación progresiva en las Unidades de Continuidad Asistencial para la gestión de casos de pacientes crónicos pluripatológicos, en coordinación con la enfermera de Atención Primaria. Y en el de la enfermería de Salud Mental se prevé la adecuación de competencias fundamentalmente en equipos de salud mental y unidades específicas (hospitales de día de adultos e infanto-juveniles, convalecencia y rehabilitación psiquiátrica) y unidades de referencia.

El acuerdo refleja también el caso de la enfermería Obstétrico-Ginecológica (matrona) y su asunción de nuevas competencias continuando con el proceso de implantación progresiva; de la enfermera Pediátrica, con la incorporación progresiva a la plantilla, comenzando por las unidades de neonatos y cuidados intensivos pediátricos; y de la enfermera del Trabajo, con la creación en la plantilla orgánica de las plazas de especialista conforme a la norma.

Por último, en el ámbito de Emergencias Sanitarias, se negociarán medidas encaminadas a mejorar las condiciones en las que los profesionales de enfermería prestan sus servicios.

 

Deja una respuesta