14 junio, 2024
Comunidad León

Virginia Barcones explica que Castilla y León acoge a 395 inmigrantes procedentes de Canarias

  • La delegada del Gobierno en Castilla y León comparece junto a Daniel Duque, delegado territorial de Accem, ONG encargada de gestionar la situación migratoria
  • El Balneario de Las Salinas de Medina del Campo va a acoger entre 15 días y un mes a 250 inmigrantes. 183 llegaron el pasado martes y otros 67 lo harán mañana
  • Otros 145 ciudadanos extranjeros procedentes del archipiélago se encuentran ya distribuidos por seis provincias de Castilla y León
  • Durante los primeros días de la Guerra de Ucrania, Accem y Cruz Roja gestionaron la llegada de más de 2.000 personas a Castilla y León que huyan del conflicto

La delegada del Gobierno nacional en Castilla y León, Virginia Barcones, ha comparecido esta tarde junto al delegado territorial de la ONG Accem, Daniel Duque, para explicar la situación en la que se encuentra Castilla y León tras la decisión del Gobierno de trasladar inmigrantes procedentes de Canarias para aliviar la tensión migratoria que vive el archipiélago. En total son 395 inmigrantes los que han llegado Castilla y León derivados de esa presión migratoria en Canarias.

La delegada del Gobierno ha explicado que el Hotel Palacio Balneario de las Salinas de Medina del Campo va a acoger a 250 inmigrantes procedentes de Canarias. 183 de esos ciudadanos llegaron el pasado martes mientras que el resto, 67, lo harán mañana.

A este grupo hay que añadir a otros 145 migrantes procedentes de Canarias que la ONG Accem ya se ha encargado de distribuir por varias provincias de Castilla y León. En concreto, la distribución de estos migrantes en los últimos días ha sido la siguiente en algunas capitales: León (22) Ávila (25), Burgos (25), Valladolid (25), Salamanca (23) y Segovia (25). “Se trata de migrantes que ya han sido alojados por Accem y están recibiendo ya cuidados y atenciones”, ha señalado Barcones.

Accem es la ONG encarga de gestionar esta situación migratoria en la Comunidad. Durante los primeros días de la Guerra de Ucrania, Accem y Cruz Roja gestionaron la llegada de más de 2.000 personas a Castilla y León que huyan del conflicto.

Virginia Barcones, que ha reiterado en varias ocasiones que se está hablando de personas, ha indicado que las 395 plazas son las previstas en un primer momento para Castilla y León si bien Accem puede habilitar más plazas en caso de ser necesario debido a la presión migratoria en Canarias.

La estancia de estos migrantes se prolongará por espacio de 15 días y un mes salvo para aquellos que, por la situación derivada en su país, puedan tener acceso a la solicitud de Protección Internacional. En ese caso se activarían los recursos que están estipulados en la legislación vigente y su estancia puede prolongarse por más tiempo.

Virginia Barcones ha indicado que esta llegada de emigrantes es bastante inferior a la anterior crisis migratoria en España, la que tuvo lugar con motivo de la Guerra de Ucrania. “La situación actual es un 20% respecto a la crisis en Ucrania”, ha expuesto.

Hoy hemos escuchado reflexiones de lo más variopintas. Castilla y León es una tierra solidaria y no sería bueno oír hablar de enfermedades y otros aspectos que no voy a valorar. Sí diré que nuestro sistema de emergencia migratoria está muy tasado. Nadie sale a ningún punto del país sin haber pasado un triaje donde se garantiza que no hay ningún tipo de enfermedad infecciosa”, ha aseverado Virginia Barcones que ha añadido que no se puede relacionar emigración con inseguridad, una “falacia que desmontan los dato objetivos”.

La delegada del Gobierno ha explicado que durante toda la jornada, a raíz de la crisis migratoria desatada durante las horas previas, ha estado en contacto con las consejerías de la Junta de Castilla y León, Servicios Sociales y Sanidad, para informar sobre la evolución de la llegada de migrantes. Igualmente ha hablado con el alcalde de Medina del Campo, el municipio de la Comunidad al que ha llegado un mayor número de migrantes.

EL GOBIERNO, VOLCADO CON CANARIAS

El PSOE está volcado con Canarias ante el aumento del flujo migratorio a las islas. Por este motivo, se han tomado y se seguirán adoptando todas las medidas que sean necesarias.

El sistema implementado en Canarias para gestionar las llegadas está funcionando, gracias a las infraestructuras creadas en los últimos años y a los refuerzos que se han puesto en marcha. Sin embargo, en momentos de máxima tensión como ahora, con picos de llegadas de inmigrantes, es necesario realizar derivaciones para aliviar la situación en las islas.

La delegada del Gobierno ha expresado que estas derivaciones se hacen de “forma puntual, ordenada, segura y legal dentro del sistema de acogida”. Se trata de repartir una parte de la carga de las llegadas a territorio nacional entre comunidades autónomas y, de esta forma, “colaborar de forma solidaria con Canarias en el momento de más llegadas del año”.

España es un país solidario, como ha demostrado de forma recurrente con crisis derivadas de los conflictos en Siria, Ucrania o Afganistán. Es normal que esa solidaridad se aplique también entre comunidades autónomas”, ha indicado la delegada.

UNA POLÍTICA MIGRATORIA EFICAZ

El Gobierno lleva 5 años implementando una política migratoria eficaz, que apuesta por la cooperación con los países de origen y tránsito y por la lucha contra las mafias que trafican con personas. Esta política ha permitido reducir año tras año las llegadas y ser este año la ruta de Europa de menor volumen.

Esta cooperación se traduce en un 40 por ciento de llegadas menos a Canarias, gracias a las interceptaciones en origen y la desarticulación de redes de trata, lo que también supone evitar muertes en el mar.

Sin embargo, actualmente confluyen una situación de clima propicio para los movimientos por mar con la inestabilidad política en algunas zonas de Africa, como Senegal, lo que intensifica las llegadas por mar, y que debe ser una situación transitoria.

ACOGIDA Y ATENCIÓN HUMANITARIA

La primera respuesta de acogida humanitaria es una competencia estatal, de forma que se realiza con recursos del Ministerio de Inclusión gestionados a través de distintas entidades del tercer sector, con una gestión integral y bajo parámetros de equidad y eficacia.

Para asegurar la cobertura de las necesidades perentorias (alojamiento, manutención, asistencia sanitaria básica, etc.) de las personas que llegan a nuestro país por costas, el gobierno está desplegando una red de dispositivos de acogida para atención humanitaria básica, en todo el territorio nacional.

Mediante el despliegue de la red de atención humanitaria, se garantiza una mínima asistencia inicial a las personas recién llegadas para causar el menor impacto posible sobre la población local y los servicios públicos.

Las personas que se encuentran en los centros de acogida tienen libertad de movimientos. La estancia de los residentes en nuestros recursos es muy variable, puede ir desde días a varios meses. En todo caso, el promedio de estancia es de mes y medio.

EL TRABAJO DE ACCEM

El delegado territorial de la ONG Accem, Daniel Duque, ha indicado que son una ONG que llevan 30 años trabajando en labores de emergencia, una labor que realizan con el Gobierno central pero también con autonómicos y locales.

Duque ha pedido tranquilidad por esta llegada de migrantes ya que se trata de “personas”. “Estas personas salen de sus países por motivos lícitos, bien para mejorar su vida o bien para solicitar protección internacional, un derecho reconocido”, ha añadido al tiempo que ha solicitado tener cuidado con los términos que se utilizan para denominar a estas personas de las que se desconoce aún el número que tienen derecho a la protección internacional.

Alejandro Duque ha añadido que estos migrantes reciben una ayuda de emergencia básica inicial hasta que se ponen en contacto con familiares o conocidos que son quienes “realmente les acogen”. “El programa es temporal, muy temporal. No vienen para mucho tiempo y colaboraremos para que estén en unas condiciones dignas”, ha explicado.

En el caso de solicitar la Protección Internacional se abre un periodo de seis meses en la que el Gobierno estudia el caso. “La Protección Internacional no se regala”, ha indicado Alejandro Duque.

Ha señalado que están capacitados para atender al número de migrantes que han llegado a Castilla y León ya que es un número inferior a la vivida con la guerra de Ucrania. Ha recordado que ya en 2006 se vivió una crisis similar.

¿Acabas de presenciar un accidente o similar? Envíanos tus fotos, vídeos y noticias por WhatsApp

623 11 88 11 (Pincha desde el móvil)

¡Agréganos a tus contactos!

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies